“Nadie tiene su pasado como destino”

En el Centenario de la escuela Roberto J. Payró, que funciona en la Unidad Penal, el director provincial de la modalidad Jóvenes y Adultos, Ezequiel Coronoffo resaltó este valor de educar en contexto de encierro con esta frase.

4b4f9851-9928-467d-af95-1d941ae669ff

03.05.2019 - A comienzos de esta semana se realizó el acto conmemorativo del centenario de la escuela Primaria para Jóvenes y Adultos Roberto J. Payró, entidad que funciona en contexto de encierro dentro de la Unidad Penal Nº 5 Ramón Febre.
Además de las autoridades locales tanto del ámbito de la fuerza penitenciaria, policía, prefectura, políticas, y educativas representadas en la responsable del establecimiento, el coordinador de la modalidad y la directora departamental, participó del significativo evento el director provincial de la modalidad, Exequiel Coronoffo.
Como directora suplente desde 2018 Alicia Erminda Peralta, expresó que la escuela mantiene un número aproximado de 30 alumnos en el nivel Primario, en el horario de 8:00 a 11:00, organizados en módulos de 45 minutos por pabellón: "Aparte de los contenidos de la modalidad Jóvenes y Adultos a lo largo de tres ciclos donde se insiste en el tema de los valores, incorporamos para los cuatro pabellones la enseñanza de computación y educación física, además se promueve el trabajo en grupo".
En estos tres ciclos (seis años en total) hay docentes designados en cada uno, el tal sentido Peralta además de estar a cargo de la dirección es la responsable del primer ciclo; su par María Ceballos el segundo ciclo; y Gervasio Eguiazú el tercero. "Cabe señalar que nosotros proveemos el material de estudio, recibimos desde la Dirección de Jóvenes y Adultos sumado a la partida para librería, también aceptamos donaciones, por ejemplo recientemente la concejal Graciela Bar aportó bibliografía vinculada a la modalidad, entre otros".
Aparte del cursado por la mañana, la docente dijo que por la tarde los internos cursan talleres también promovidos desde los centros educativos. "Debo resaltar el respeto que los internos tienen hacia nosotros al igual que desde las autoridades de la Unidad Penal en la convivencia; inclusive cuando organizamos actividades en conjunto con el nivel secundario, se notan las ganas de aprender y esto se refleja en la asistencia. Salvo que justo tengan visitas es muy raro que falten a clases"
Además se consultó si hay una asociación entre la falta de escolarización y el delito en sus diversas expresiones a lo que la entrevistada respondió: "Tanto este año como el anterior tuvimos alumnos analfabetos, y otros tienen hasta tercero o cuarto grado y abandonaron, por eso consideramos que esta instancia de aprendizaje es un comienzo o una nueva posibilidad para muchos de ellos".
Peralta dijo que en sus 23 años como docente (de Primaria, Jornada Completa, nocturna, y zona Rural), el surgimiento de la posibilidad de trabajo en este espacio educativo en la Unidad Penal ha sido muy gratificante, "Porque desde el primer día me recibieron con los brazos abiertos y hemos desarrollado nuestra tarea siempre en el marco del respeto; y que me toque en suerte además esta celebración centenaria lo hace aún más significativa".
Por su parte la directora Departamental Claudia Pereyra añadió: "Lo más valioso de este tipo de espacios es que a través de la educación se abre una nueva perspectiva de vida para los internos. Sabemos que la educación habilita y brinda herramientas válidas para un futuro diferente".
Prácticamente a poco más de la década de fundación de esta unidad penal comenzó a transitar su vida institucional con el agregado de una escuela, por tal motivo ha significado un aporte a quienes debieron cumplir la condena de un proceso penal, "sin dudas los acuerdos inter-institucionales que se han logrado han sido muy positivos, lo mismo para los acuerdos de convivencia y normas específicas para sumar al fin supremo que es la educación".
La predisposición personal es el primer paso para empezar en estos trayectos, que de alguna manera también amplían su universo social. Sobre este punto Pereyra insistió que muchas veces—al contrario de lo que se pensaría—son los internos los que dan una contención, "porque ellos generan un ámbito de cordialidad y respeto, cuidan mucho a sus docentes, y esto es sumamente valioso".
Sobre el final, el director de la modalidad en el plano provincial del CGE, Ezequiel Coronoffo, agregó: "Nos da mucha alegría acompañar una fecha tan significativa para una institución como esta, y más aun siendo en contexto de encierro, y con la impronta que tiene esta escuela y lo que sabemos que tiene todavía para dar. Por eso hay una frase que no me canso de repetir: 'creemos que nadie tiene su pasado como destino', por eso nosotros apostamos al futuro y entendemos que la única herramienta para transformar la sociedad es la educación; la escuela es transformadora".
Desde su asunción en el cargo, Coronoffo dijo que Victoria es la tercera institución en contexto de encierro en celebrar su centenario, "hay que tener en cuenta que la mayoría de las 9 (nueve) Unidades Penales de la provincia está conmemorando su Centenario, pero solamente en 7 (siete) hay escolaridad desde sus primeros años" y concluyó: "para nosotros todos son estudiantes, independientemente de dónde se eduquen, y en el sentido más amplio, este espacio de interacción es la escuela".