Importante campaña de prevención y concientización

05.03.2020 - En la mañana del miércoles se realizó el lanzamiento de la nueva campaña contra el cáncer de mamas y cáncer de cuello uterino; la misma comenzará en el marco de la semana de la mujer y se extenderá hasta fines de abril.

Mujer 2

Se trata de una iniciativa de trabajo conjunto entre el Hospital Fermín Salaberry, el Hospital Geriátrico Domingo Cúneo, la Dirección Departamental de Escuelas y Agentes Sanitarios de Victoria. Las actividades comenzarán en el marco de la Semana de la Mujer y seguirán los lineamientos emanados del Ministerio de Salud de la Provincia.
En este contexto se realizarán dos postas de salud, una en la zona costanera y la otra en la Plaza San Martín; las mismas estarán a cargo de los Departamentos de Enfermería de los dos hospitales de la ciudad. Además, habrá charlas talleres en distintos Centros de Atención Primarias de la Salud (CAPS) y en establecimientos educativos seleccionados estratégicamente.

Cronograma de actividades

Postas sanitarias
Sábado 7/3 – 18:30hs (zona costanera)
Lunes 9/3 – 09:30hs (Plaza San Martín)

Ciclo de charlas
Miércoles 11/3 – 19:00hs / Apertura (Instituto Benavento)
Viernes 13/3 – 14:30hs (Sala Sidney Rees)
Viernes 20/3 – 14:30hs (Rincón Doll)
Miércoles 25/3 – 17:00hs (Esc. Esteban Echeverría, barrio Abadía)
Viernes 27/3 – 14:30hs (CIC, Rincón de Nogoyá)
Miércoles 1/4 – 17:00hs (Refugio Cuarto Cuartel)
Viernes 3/4 – 14:30hs (Antelo)
Miércoles 8/4 – 17:00hs (Esc. N°55, Quinto Cuartel)
Viernes 17/4 – 14:30hs (Esc. Laguna del Pescado)
Miércoles 22/4 – 17:00 (Esc. N° 48, Primer Cuartel)

Cáncer de cuello de útero
El objetivo de la campaña es captar a todas las mujeres de 20 a 65 años de edad, para la realización del test de Papanicolau (PAP) y el control de mamografía según la edad que corresponda por protocolo.
El cáncer de cuello uterino es uno de los pocos que se pueden diagnosticar precozmente, es decir, antes de que la mujer aprecie algún síntoma. Por eso es tan importante cumplir con las revisiones ginecológicas regulares y la realización anual del test de Papanicolau (PAP) y Colposcopia, pruebas sencillas que no producen dolor y duran sólo unos minutos, que permiten el diagnóstico de las lesiones pre-malignas, de tal forma que su tratamiento evita que éstas evolucionen a lesiones invasivas.